Muerte de un ganadero

Esta carta aparece publicada en el Diario Montañes y creo que es util que se conozca…para que se pueda discutir el funcionamiento de los organismos descritos en la carta,pues por experiencia propia muchas veces en lo sanitario por falta de orgamizacion y no de medios se producen cosas muy graves:

Señor director:

Siempre la crítica debe ser evitable, pero resulta necesaria cuando se ha producido la muerte de una persona por falta de la obligada forma de actuación ante una emergencia.

El pasado día 16, Francisco Javier Ruiz Gómez,llegó con un tractor hasta su pastizal en el apartado lugar conocido como Hojón, (Soba), en el Parque Natural de Collados del Asón para despejar el tronco de un haya derribado por el viento. La trama de los acontecimientos que acabarían con su vida de tan sólo 38 años fue así:

-Se considera sobre las 4 de la tarde cuando queda atrapado por las piernas al desprenderse una gran piedra.

-Sobre las 9 le descubre su hermano que solicita ayuda a vecinos, quienes acuden, pero ante le delicada situación del herido es aconsejable aguardar la espera de los servicios competentes.

-Llegan los bomberos de Laredo, sin el necesario instrumental al lugar de los hechos. Protección Civil detiene su vehículo sobre la pista de aproximación al lugar del accidente de tal forma que impide el acceso y movimiento de cualquier otro, incluso el de los bomberos de Laredo. Nadie coordina los movimientos de rescate trascurriendo un tiempo crucial para el accidentado en una situación dramáticamente angustiosa.

-Sobre las 3 y media de la madrugada se le consigue extraer de su trampa excavando debajo del cuerpo, ante la imposibilidad de levantar la piedra y siguiendo las indicaciones de alguien de Protección Civil.

-Acude una ambulancia del 091 de Ramales que le traslada al Hospital Comarcal de Laredo aún con las constantes vitales, donde a las 5 de la mañana los facultativos estiman necesario el traslado urgente al Hospital Valdecilla ante el estado crítico del accidentado.

-Hasta las 6,10 no llega una ambulancia de la U.V.I. con material y personal adecuados para una emergencia.

Todas las circunstancias de carencia de medios adecuados, personal formación cuestionable, tardanza en desplazamientos, pérdida de tiempo…, conllevaron la muerte, posíblemente evitable, de un hombre joven. Los ciudadanos de esta Comunidad vivimos confiados de contar «a priori» con un competente servicio de emergencias, donde existe incluso un helicóptero (¿ ?) para una rápida evacuación, pero ante hechos como los descritos se cuestiona su capacidad.

Sería absurdo exigir la existencia de centros hospitalarios, como el de Valdecilla, en cada pueblo de Cantabria, pero sí la utilización eficaz de medios de intervención, salvamento y traslado de un accidentado, considerando que esta autonomía cuenta con muchos ciudadanos pescadores, turistas, deportistas y trabajadores de cualquier actividad donde la rápida y eficaz actuación son necesariamente vitales para salvar una vida, que, como la de Francisco, se ha perdido sin que nadie haya sido exigido ni relevado de su responsabilidad y evitar así la repetición de otro luctuoso suceso portador de sufrimiento y dolor. Vale la pena, de verdad.

Anuncios

Una respuesta

  1. Qué vergüenza, pobre hombre, medio día bajo un tractor.
    De pelicula de terror y es real!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: