Bolsas ecologicas

Un elemento como el plástico puede ser un importante agente de contaminación del entorno natural. Sin embargo, también hay productos, como las bolsas de plástico, que son totalmente compatibles con el medio ambiente y que no contaminan por estar realizadas con componentes cien por cien biodegradables y que sustituyen al petróleo en su proceso de fabricación.

Ejemplo de ello son las bolsas de plástico que fabrica la empresa Sphere en su planta de Utebo, en Zaragoza, totalmente biodegradables y fabricadas partiendo de materias primas naturales, apostando de esta manera por un bioplástico derivado del almidón de la patata, que es la base que la compañía emplea en el proceso productivo de su gama de productos, entre los que se encuentran diferentes modelos de bolsas como las típicas de supermercados y grandes superficies, de empresas o las denominadas tipo camiseta, además de las de basura, incluso para uso doméstico.

Almidón de patata

La principal característica de estas bolsas es utilizar ese derivado del almidón de patata frente a otros productos alternativos, elemento que se halló a raíz del estudio de diversas materias que podían incorporarse para que las bolsas no contaminasen y fuesen reciclables. Entre las estudiadas figuraba también, por ejemplo, el maíz, aunque “se demostró que la fécula de patata daba mejor rendimiento y productividad”, según explica Alfonso Biel, director general de Sphere España.

Esta materia prima llega a la fábrica de Zaragoza tras pasar por un proceso de elaboración en el que colaboran dos empresas integradas en el Grupo Sphere en Francia y Alemania. En concreto, se trata de la compañía AdventAgri, con sede en el país galo, cuya actividad se centra en la producción de este tubérculo y que trabaja directamente con la farmacéutica alemana Bistec, que se encarga del desarrollo de los agromateriales a partir de los cuales la planta zaragozana procede a la producción de las bolsas de plástico biodegradables.

Aparte de este componente derivado de la patata, las bolsas fabricadas por Sphere se caracterizan además por que, una vez acabada su vida útil, “no permanecen como residuo contaminante, sino que se descomponen de manera natural”, indica Alfonso Biel.

Fuente:El Economista

EDITO-Hablando de bolsas os acordáis de esto,pues sigue igual….luego hacemos cursos y programas de concienciacion medioambiental en el palacio……

Anuncios

3 comentarios

  1. Una patata de tamaño normal da para fabricar 10 bolsas. En 10 días comienzan a degradarse, y pasados 180, se autodestruyen. Lo que resulta difícil es convencer a los responsables de comercios y supermercados. Resistencia que tal vez se explique mejor por el precio, pues si una bolsa normal le cuesta al establecimiento entre 0,015 y 0,018 euros, una biodegradable sale por 0,055 ó 0,060 euros.
    ¿Sabes de algún sitio aquí en Noja que las vendan?

  2. Este tipo de iciciativas son las que hay que subvencionar, para que salgan más económicas, pero las subvenciones se las llevan el fútbol y el cine.

  3. La bolsa de tela de toda la vida es la mejor solución. Incluso usándola sólo cuando te acuerdes y te cuadre. Contaminamos tanto que l otenenmos facilillo para mejorar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: