La Caloca

Ya huele a caloca por por nuestras playas, las fuertes mareas la arrancan de las rocas y la depositan sobre nuestros arenales para que la gente la recoja, escoja y seque al sol…. Pocos quedan ya que se dediquen a esta tarea tan arraigada en Noja, seguramente ya os habran llamado “caloqueros” cuando habéis dicho que sois de aquí, aunque tal vez os hallan llamado “panojos”…pues bien esto casi, casi forma ya parte del pasado…panojos pocos veo y caloqueros no mas de dos o tres quedaran… Noja no siempre fue tierra de hormigón y veraneo…no hace tanto su subsistencia estaba basada en la agricultura, ganadería y pesca…la caloca era una buena fuente de recursos a parte de estas otras que hemos nombrado que serian las principales…

recogiendo-la-caloca-1964.jpg

Con la llegada del otoño llegan las mareas vivas que son las que arrancan estas algas, las corrientes las arrastran hacia la orilla donde se recoge, bien con el redaño en el mismo agua, en las pozas que deja la bajamar con la trincha, o simplemente de la misma arena donde se forman grandes acumulaciones de este alga…pero esto ya casi es pasado como dije antes pues cuando hay grandes mareas suele venir algún camión que otro que ayudado por un pequeño tractor carga y carga y carga en mojado el camión y hasta otra….

caloca-1955.jpg

No hace tanto se veían para la recogida caballos,burros,asnos…tirando de los carros cargados para depositarla en las dunas, donde después de escogerla y separar las algas no comerciales se esparcía para su secado…había que ver todas las dunas llenas de este alga, hasta se pegaban por coger el buen sitio para ello…las carreteras también eran buena zona para ello …todavía se puede de vez en cuando a alguno por ahí dándola vuelta o algún perro meando en ella…como les gusta a los cabrones hacer esto.

la-caloca-1953.jpg

Seguro que algunos recordareis a “Nine” paso a paso con su carretilla recorriendo la playa de Trengandin y cogiendo con su trincha la brillante y limpia alga roja…Majito y sus hermanas con su carro…a Toñin no hace mucho le vi por el parque del campo de fútbol esparciendo su caloca…Los del Joyel tapaban la carretera y la teñían de rojo…Martin poco a poco pero sin pausa usaba la prada también por Ris…los Ontañon grandes caloqueros también…y tantos y tantos otros…seguro que entre los que estáis leyendo esto hay algún caloquero o sino conocido…si os apetece contarnos algo…

la-caloca.jpg

La caloca una vez seca se almacenaba en lugar seco y aireado, no fuese que se nos pudriese tan preciado elemento…les había que incluso la empaquetaban como si fuesen fardos de hierba seca…y una vez que se acababa la temporada a esperar el camión e intentar venderla lo mejor posible. Otra manera de cogerla mas antigua era cogerla desde una barca aunque de esto poco se y la recogida en la playa con redes también me viene lejos…

la-atlantida-1956.jpg

También decir que mucha gente de Noja a trabajado de buzo y la caloca era uno de sus verdaderas fuentes de ingresos,arrancándola de las rocas y subiéndola a la superficie para para depositarla en el barco y llevarla a costa…ya prohibida esta modalidad de recogida. Muchos nombres tiene, dependiendo de la zona de la que se hable…”calga”, “adobe”, “loca”, “pénjamo”, “ocle”…su nombre científico es “Gelidium sesquipedale” se encuentra agarrada a las rocas en grandes colonias y tiene un color rojizo dado por la clorofila y necesitando muy poca luz para realizar la fotosíntesis…

Los usos que se dan a este alga son muy variados, pero todos ellos dependen de una sustancia llamada “agar” extraída de ella. Es gelatinosa. Su uso principal es como medio de cultivo en microbiología, laxantes, espesante para sopas, gelatinas vegetales, helados y algunos postres y como agente aclarador de la cerveza. También tiene usos para el tratamiento de catarros, ulceras y problemas estomacales. Otro uso que se empieza a dar es el del uso en la cocina como espesante pudiéndose comprarla ya envasada….como veis buena cantidad de usos se le puede dar, al igual que muchas otras algas que también se comercializan… Ya huele a caloca por nuestras playas, no os olvidéis de comprobar vosotros mismos su olor y recoger un puñado y observar su ramificada belleza…gracias a Carrilanu por hacer un articulo sobre el tema y recordarmelo pues siempre lo tenia presente pero nunca lo llevaba a termino.

Anuncios

9 comentarios

  1. Como bien dices, Air, la caloca era una muy buena fuente de recursos para la gente de Noja. Se ganaba mucho dinero, pero conllevaba tiempo y mucho esfuerzo.
    Hoy en dia, la gente se queja de que no tiene trabajo o dinero, ¡Pues animo! el arte de la recogida y secado de la caloca se esta perdiendo… lo que pasa es que supone mucho esfuerzo, pero nadie da duros a peseta.

    Yo he tenido el placer de hablar con gente que despues de trabajar se dedicaba a ello. Hoy por problemas fisicos o edad, no pueden seguir haciendolo, pero estoy seguro de que estarian encantados de enseñar a estas nuevas generaciones, siempre y cuando esten dispuestos a aprender.

    Un salu2

    • OLA ME LLAMO DAVID, SOY DE UN PUEBLO ALADO DE LA PLAYA VIRGEN DEL MAR, ENCANTADO DE APRENDER E INTENTARLO, PUES A LO QUE YO ME DEDICO NO HAY NADA QUE ES LA CONSTRUCCIÓN TLF 686203952 UN SALUDO.

  2. Cierto, trabajo hay, y mucho, unos mejoeres y otros mas duros, pero nos hemos vuelto muy comodos

  3. Valla recuerdos que me trae la caloca, en las playas de ris o helgueras, las carreteras llenas de caloca apilada o espacida al sol, la gente apradando y volteándola…

    Recuerdo un día recogiendo caloca con PAULÍN EL DE SOANO en la playa de Ris con el carro y el caballo. Estabamos llevando la caloca a Soano, la cargabamos del recodo que hace la mar contra el monte de Cuarezo, ese día había salido en abundancia contra ese lado y en uno de los viajes subiendo con el carro del caballo cargado “a muerte” dirección a Suaces se nos partió un brazalete del collarín del caballo. De los que estaban a la caloca ninguno tenía una cuerda en condiciones.

    Tuvimos que pedir una cuerda a CHATO COLINA para atar el tirante, que dió la casualidad que paso con la moto y al vernos paró ha ver lo que nos había pasado.

  4. buen artículo… excepto por lo de llamar “cabrones” a los perros, pobrecitos mean ondi pueden 🙂

  5. Este post para mí ha sido totalmente instructivo, ni idea de lo que era la caloca.

    Un saludo

  6. Muchísimas gracias, he estado buscando sobre la caloca y esto ha sido mi salvación y la de mi sobresaliente, muchas gracias te debo una (o os debo una, no sé)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: