Coplas al cagar

Cagar….
oh placer divino,
que a mi corto parecer
aunque sea el más cochino
y nada tenga de fino,
cagar, ¡ ay compañeros!
compara al mejor placer.
Por eso vengo a cantar,
pobre de mí mal poeta,
lo que la humana paleta
nunca se atrevió a pintar.
Por eso vengo a ensalzar,
los placeres del cagar,
que no se deben quedar
en un silencio de muerte.
La vergüenza,
y yo no se de la vergüenza el porqué,
si en ello no hay ningún mal
porque aquí el hecho real
es que todo el mundo caga.
Desde el aprendiz sin paga,
al anciano mariscal.
Y caga el rico, aunque ello sea
mierda dura o diarrea,
en un retrete lujoso;
Caga el pobre mas sarnoso,
la mierda es igual de fea;
Caga la Guardia Civil ;
caga el cuerpo de bomberos,
los obispos, los rateros,
los jueces y el alguacil.
y el solemne magistrado,
El general implacable,
el jovencito atildado,
el truan desarropado,
el príncipe del papado
y la suegra del alcalde.
Y caga la triple ligera,
la mujer gorda y fondona
la infanta, la comadrona,
la reina y la verdulera.
Y caga el Cardenal Primado,
y el Ministro de Trabajo,
el Jinete Enmascarado,
el Duque del Infantado
y el Señor Martín Artajo.
Y en lista de cagadores,
perderíamos la cuenta,
porque lo cierto es señores
que en tan agudos dolores,
el que no caga revienta.
Es una verdad señores
imposible de negar,
no intentemos disfrazar
siempre la mierda con flores.
Veámoslas como son,
con opinión imparcial
y decidir al final
si tengo o no la razón.
Imagínate lector,
si a mis estrofas honor,
hace tu vista pasando;
Imagínate a tu amor,
tu dulcinea, cagando…
Porque caga, es la verdad,
y aunque el mundo en tonterías
solo busque poesías,
mira tú, la realidad.
Mira, cómo está sentada,
y como los dientes aprieta
y tiene una mano quieta
sobre su falda arrugada,
mezcla de dulzura y hiél.
Y en la otra mano… un papel,
basto, fino como quiera.
Es que no puede lanzar
el complejo de la carga,
esa mierda retrasada
que se resiste a escapar
de donde esta aprisionada.
Mas, se oye un escape atrás
se ha tirado un pedo… Zas…
ya ha quedao descansada,
y casi se pone hasta tiesa.
Amigo, lector no es bulo,
esto es una dicha eterna,
ahora levanta la pierna,
y después se limpia el culo.

Extraído del libro “Masio el de La Hayuela-El trovador de Cantabria

4 comentarios

  1. Muy bueno, el cuadro le va al pelo.

  2. : D

    que bueno…

  3. En eso si que somos todos muy parecidos… jajaja…

  4. Me lo aprendí, hace unos 65 años. Decía así:

    Cagar, divino placer,
    que a mi corto parecer
    aunque sea el más cochino
    me sabe el mejor placer.

    Caga el pobre, caga el rico,
    el niño cursi, el idiota,
    el soldado, la marmota,
    y por cagar, caga hasta el Papa.

    Cagar alegres, cagar contentos
    pero jodidos, cagaros dentro.
    Terminada la faena,
    se tira de la cadena
    sino se va la cagada
    se repite la tirada.

    Al monte fui a cagar
    y cagué un montón de mierda
    a eso se llama cagar
    y no esos cagones de mierda
    que se ponen a cagar
    y no cagar un mierda

    He dich

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: